Your browser version is outdated. We recommend that you update your browser to the latest version.

Definiciones para entender mejor una póliza de seguro (1)

Publicado 21/08/2019

A veces nos encontramos con que una póliza de seguro, al leerla, nos parece que esta escrita en chino, con perdón, es decir, que no se entiende.

 

Vamos a facilitar algunas definiciones de los terminos más utilizados, lo que junto a nuestros diccionarios de seguros ayudarán a comprender mejor qué seguro tenemos contratado o qué seguro se nos esta ofreciendo.

 

ASEGURADOR (La compañía de Seguros)


TOMADOR DEL SEGURO La persona física o jurídica que, juntamente con el Asegurador, suscribe este contrato y al que corresponden las obligaciones que del mismo se deriven, salvo las que por su naturaleza deban ser cumplidas por el
Asegurado.


ASEGURADO La persona física o jurídica, titular del interés objeto del seguro y que, en defecto del Tomador, asume las obligaciones derivadas del contrato.


BENEFICIARIO La persona física o jurídica que resulta titular del derecho a percibir la
indemnización.


PÓLIZA El documento contractual que contiene las condiciones reguladoras del
seguro. Forman parte integrante de la póliza: las Condiciones Generales,
las Particulares que individualizan el riesgo, las Especiales, si procedieran
y los Suplementos o Apéndices que se emitan a la misma para complementarla o modificarla.


PRIMA El precio del seguro. El recibo contendrá además, los recargos e impuestos de legal aplicación. La prima es única e indivisible y corresponde por entero al Asegurador y no por fracciones de tiempo.


SUMA ASEGURADA La cantidad o porcentaje establecidos en las Condiciones Generales y Particulares de la póliza, que representan el límite máximo de
indemnización a pagar por el Asegurador, en caso de siniestro.


SINIESTRO Todo hecho, súbito e imprevisto, cuyas consecuencias dañosas estén total o parcialmente cubiertas por las garantías de esta póliza.


A efectos de la garantía de Responsabilidad Civil, todo hecho que haya
producido un daño del que pueda resultar civilmente responsable el
Asegurado y que se derive necesariamente del riesgo concreto objeto del
seguro.
Se considerará que constituye un solo y único siniestro, el acontecimiento
o serie de acontecimientos dañosos debidos a una misma causa original,
con independencia del número de reclamantes o reclamaciones
formuladas. En este caso, se considerará como fecha de ocurrencia del
siniestro el momento en que se manifestó el primero de los daños.